Manifiesta La Abundancia En Tu Vida

abundancia

Tú y yo vivimos en un mundo muy abundante: un mundo lleno de recursos, lleno de alimentos, lleno de dinero, lleno de aventuras, lleno de seres vivos y lleno de posibilidades.

Vivimos en un mundo en el cual tenemos a nuestra disposición todos los recursos que necesitamos para hacer nuestros más grandes sueños realidad, pero muchas veces somos nosotros mismos quienes nos impedimos aprovechar estos recursos, quienes nos limitamos y no nos permitimos manifestar la abundancia en nuestras vidas y en la vida de las personas que nos rodean.

¿Alguna vez te has puesto a pensar en esto? Viviendo en un mundo con tanta infinidad de recursos, si no estás en el lugar en la vida en donde te gustaría estar, es porque no te lo has permitido. Claro que existen circunstancias externas a ti, pero eso no te desliga de tu poder personal para moldear tus propias circunstancias y tu responsabilidad de utilizar este poder para generar todo aquello que deseas.

Y no es algo que hagamos conscientemente: Son hábitos inconscientes que nos alejan de la abundancia y que, si no cortamos de raíz, van a guiarnos hacia una vida que no deseamos vivir.

¿Te gustaría poder aprovechar todos los recursos que la vida tiene para ti, utilizarlos a tu favor y manifestar la vida que tanto deseas? Si es así, estás en el lugar correcto, porque hoy voy a acompañarte a que puedas lograrlo.

Lo primero que tienes que hacer es REMOVER TUS CREENCIAS LIMITANTES.

¿Qué crees acerca de la vida? ¿Qué crees acerca del amor? ¿Y de ti mismo/a? Todo lo que tú crees como una verdad absoluta, es una creencia que está arraigada a tu cerebro. Las creencias son esos softwares que tu ordenador (hablamos de tu cerebro) utiliza para operar en el mundo, y cuando estas creencias son limitantes para ti, limitan tu forma de vivir tu vida.

Piensa… ¿Qué creencias te están alejando de la vida que deseas? Y una vez que tengas la respuesta, escríbelas, para hacerte consciente. Luego de escribirlas, reformúlalas: Si una de las creencias que te está limitando es “El amor duele”, dite a ti mismo lo contrario, “El amor sana” y esfuérzate por tomar acciones que afirmen esta nueva creencia. Estarás instalando un nuevo software en tu cerebro que te reprogramará para la abundancia.

Lo segundo es que tienes que ser una persona AGRADECIDA. Cada vez que dices GRACIAS estás reconociendo que estás recibiendo algo nuevo, y si te acostumbras a agradecer todo aquello que te sucede en la vida, desde tu comida, tus relaciones, el estar vivo, poder respirar, disfrutar, reír, llorar, amar, te vas a dar cuenta de cuánta abundancia te rodea en este preciso momento (¡Y tendrás aún más motivos para agradecer!). La gratitud es la llave de la abundancia.

Por último, lo que tienes que hacer para manifestar abundancia en tu vida es: ¡Comparte tu abundancia con otras personas! Ahora que estás viviendo creencias que te empoderan y que reconoces la abundancia y prosperidad en tu vida, comparte toda esta nueva vibración en ti con otras personas, con otros seres vivos, con todo aquello que te rodee. La abundancia, al igual que el amor, es una energía que al entregarla se multiplica.

Ser abundante es reconocer que eres uno con la vida, que la vida te sostiene, que si puedes, eres capaz y te lo mereces. Comienza por aplicar estos 3 pasos y verás como todas las piezas del rompecabezas de la abundancia se componen ante ti.

Madre Tierra

Cuando me dirijo a las personas, cuando dirijo un grupo, siempre digo: “¡Familia!”, y siempre empiezo mis cursos, mis eventos, seminarios diciendo “¡Familia!”…

Leer Más »